Skip to content

Anciano se asoma a una sala de clases para aprender desde la calle

Anciano se asoma a una sala de clases para aprender desde la calle-NATION

Asiste todos los días y no se pierde de ninguna clase.

La educación es un motor necesario para sobresalir en la vida y cumplir nuestros sueños con más facilidad. Además de eso es un derecho y la herramienta social necesaria para que podamos desarrollarnos como personas, así como adquirir conocimientos, técnicas, metodologías, habilidades y todo lo necesario para desempeñarse tanto laboral como social y civilmente en el futuro.

Anciano se asoma a una sala de clases para aprender desde la calle-NATION





Actualmente muchos países tienen un grado de alfabetización y educación escolar alto, pero siguen sin ser suficientes.

Además no podemos olvidar a todas las personas que años atrás no tenían acceso a la educación. Por lo que se puede considerar que el país está en deuda con ellos, al no haber sido capaces de garantizar la más mínima de las educaciones.

Anciano se asoma a una sala de clases para aprender desde la calle-NATION





Filipinas es un país que por pobreza, conflictos internos o externos además de falta de políticas, pasó por un largo periodo con tazas de alfabetización muy bajas. Desde 1863 hay educación primaria gratuita en Filipinas, pasando a ser, a finales de ese mismo siglo, obligatoria. Lamentablemente, la guerra entre Filipinas y Estados Unidos complicó el proceso.

En 1988, la educación secundaria en Filipinas fue gratuita. Aumentándose, posteriormente, de manera progresiva el gasto en educación por parte del estado filipino. Pero aún hay quienes son testigo de la peor época educacional de su país, pues en vez de estudiar fueron obligados a trabajar a una corta edad.

Algo así le sucedió a este señor, quien a pesar de ser un adulto mayor no se rinde y busca la manera de educarse y aprender cosas nuevas.

Anciano se asoma a una sala de clases para aprender desde la calle-NATION





‘’Entonces mientras estaba en clase, creí sentirlo. Sentí a alguien en la ventana. Y se escondía. Todos los días aparecía copiando lo que se veía en la pantalla o pizarrón’’, dijo Jun De Los Santos en una publicación en Facebook.

El señor no falta a ninguna de las clases y se asoma desde fuera de la escuela para aprender lo mismo que se les enseña a los escolares en el aula.

Anciano se asoma a una sala de clases para aprender desde la calle-NATION





Esperamos que pronto puedan abrirle las puertas y pueda aprender como todos de una forma más cómoda.