Skip to content

Aprende a prevenir y tratar el acné causado por el uso de mascarillas

Muchas personas se han quejado de que usar cubre bocas les ha provocado brotes de acné y aquí te decimos como tratarlo.

Los cambios en nuestros hábitos y en nuestra vida diaria debido a las medidas de seguridad que requiere la pandemia del nuevo coronavirus tienen consecuencias a nivel global pero también en las medidas más particulares, incluso directamente en nuestra piel. El uso constante de mascarillas , medida fundamental para quienes necesitan salir de casa en el contexto actual, puede provocar nuevos brotes de acné en la dermis más sensible . Es un posible efecto secundario más común de lo que pensamos, y como las mascarillas no son opcionales en este momento, la forma es seguir las recomendaciones de los médicos y los consejos profesionales para intentar evitar los granitos provocados por el uso de mascarillas.





Según los expertos, este tipo de erupción se conoce como “acné mecánico”, y ocurre debido a la fricción mecánica de los tejidos contra la piel. Es un fenómeno común en deportistas y otros profesionales que utilizan, por ejemplo, cascos en sus prácticas diarias. Y los consejos para evitar el dilema parten del punto más obvio e importante en el contexto de la pandemia actual: la higiene.

Usar una mascarilla que esté siempre limpia es el primer paso para evitar el ‘’brote”. La idea, según los médicos, es pensar en la máscara como pensamos en nuestra ropa interior, y solo usar máscaras limpias.





Para aquellos que ya tienen tendencia al acné, limpiar la piel con productos adecuados, al menos dos veces al día, es una medida esencial para ayudar a combatir los granos causados por el uso de mascarillas, una vez por la mañana, una vez por la noche. Asimismo, la mascarilla puede resecar aún más la piel, y por tanto una buena hidratante, hecha para quienes enfrentan problemas de acné, puede ser un complemento importante para evitar este posible efecto secundario de un hábito que lamentablemente tenemos que seguir en ese momento. pero eso, afortunadamente, puede marcar la diferencia entre la salud y la enfermedad, para nosotros y para nuestras comunidades.