Skip to content

Burrito adoptado se emociona como un perro cuando su dueño llega a casa

Diariamente, este burrito demuestra su amor de una manera única. 

Walter es un burrito con espíritu de perro y todos los días recibe a su padre adoptivo del mismo modo como lo hacen sus compañeros caninos.

El burro fue adoptado desde muy pequeño por una pareja de Arizona, Estados Unidos quienes decidieron ayudar al animal después de que su madre o rechazara.





Kelly y Brad Blake no estaban dispuestos a abandonar a Walter, así que se hicieron responsables de él y lo llevaron a su casa en Oatman para criarlo de forma doméstica.

La pareja es conocida en su comunidad por el amor que le tienen a los animales. “Tenemos burros salvajes que deambulan por la ciudad. La mamá de Walter lo rechazó porque era demasiado joven. La Oficina de Administración de Tierras y los lugareños trataron durante 10 horas de conseguir que la mamá de Walter lo llevara. Nada funcionó, así que nos llamaron y nos preguntaron si nos gustaría adoptarlo. ¡Por supuesto dijimos que sí!“, dijo Brad.

Walter comenzó a adaptarse a su nueva familia y formó un lazo especial con Brad. El burrito débil que llegó al hogar de la pareja ahora está fuerte y sano, pero lo más importante, está muy feliz.





Walter convive con tres hermanos caninos de quienes ha aprendido bastante, incluso la manera de dormir. Lo que causa más sorpresa es la peculiar manera en que Walter recibe a su dueño después de un día de trabajo. El burrito parece otro perro más cuando su salvador llega a casa.

Mom and Dad are home!! I am SO EXCITED!! FINALLY!!😀😀

Edit: he is being gelded on the 14th… please just enjoy the video❤️🥰🤠

Publicado por Walter the orphan from Oatman’s happy new life en Domingo, 5 de enero de 2020





“Actúa como si fuera un perro. Menea la cola y se emociona cuando volvemos a casa. Salta y roza su cuerpo contra mí para que lo abrace. Incluso se acuesta en el sofá a mi lado para tomar siestas”, comentó Brad.

Además, Walter también tiene un corazón altruista y sirve a su comunidad como burrito de compañía para brindar apoyo emocional a las personas que lo necesitan.

Si quieres saber más sobre su increíble historia, puedes seguir su vida cotidiana en su página de Facebook: Walter the orphan from Oatman’s happy new life.