Skip to content

Científicos lograron cultivar con éxito hígados miniatura en laboratorio

Los investigadores alcanzaron un importante avance en el desarrollo de tecnología de células madre: hígados humanos miniatura.

Un grupo de investigadores de la Facultad de Medicina de la prestigiosa Universidad de Pittsburgh han logrado un hito importante para la comunidad científica al desarrollar hígados humanos miniatura. 

El investigador principal de este avance es Alejandro Soto Gutiérrez, MD, Ph. D, quien es miembro de la Facultad del Instituto McGowan para la Regeneración y con su asociación como docente de patología en Pittsburgh lideró el estudio en el que se logró utilizar células de la piel de personas voluntarias para crear hígados miniatura funcionales.

Los órganos los fabricaron en laboratorio y fueron trasplantados en ratas donde sobrevivieron durante cuatro días.

Soto Gutiérrez comentó emocionado sobre la funcionalidad de los hígados miniatura “Ver ese pequeño órgano humano allí dentro del animal, marrón, que parece un hígado, fue increíble”. 

 





 

Y es que los investigadores lograron hacer que los hígados humanos miniatura cumplan las funciones regulares de un hígado, es decir secretar ácidos biliares y urea. Bajo la genialidad de poder fabricarlos desde las células de la piel de una persona en un período de un mes, versus dos años que es el tiempo de maduración normal de los hígados bajo condiciones naturales.

La forma en que lograron este proceso, fue gracias a la reprogramación de las células de la piel humana a células madre y consecuentemente convertirlas en diferentes variedades de células hepáticas.

 





 

Posteriormente, hicieron la prueba de trasplantación de los hígados cultivados en laboratorio en cinco ratas, que además fueron criadas para poder resistir las probabilidades de rechazo de órganos.

A pesar de que experimentaron problemas de flujo sanguíneo a los cuatro días, los mini hígados eran funcionales ya que lograron que las ratas tengan proteínas hepáticas en su suero sanguíneo.

De esta manera los investigadores se muestran positivos por los avances obtenidos y manifestaron que al lograr superar los problemas, la creación de órganos funcionales en laboratorio puede representar un importante avance para reemplazar la donación de órganos en un futuro próximo.