Skip to content

Clientes salvaron heladería atendida por personas con discapacidad

Tras generar una campaña lograron recaudar suficientes fondos para sacar de la inminente quiebra a la heladería. 

No cabe duda que la pandemia del COVID-19 ha provocado afectaciones para millones de personas en el mundo, como a emprendedores, empleados y a pequeñas y medianas empresas, que por las medidas de seguridad de quedarse en casa y por las restricciones de cada país, han tenido que cerrar sus negocios contribuyendo al desempleo, al empobrecimiento y a la desigualdad social que esto conlleva.

Sin embargo, la pandemia también ha generado mucho apoyo social por parte de las comunidades y un caso muy especial ocurrió en la ciudad de Dallas, Estados Unidos con la heladería Howdy Homemade, cuyo Vicepresidente es un joven de 23 años con Síndrome de Down llamado Coleman Jones.





 

Desafortunadamente, la heladería se enfrentaba a una inminente quiebra ya que trabajaron muy poco en la que normalmente es su época más ocupada en los meses de primavera y verano. 

Justo cuando estaban pensando en cerrar el lugar, un cliente frecuente de ellos se enteró de la situación que atravesaban por las redes sociales de Howdy Homemade y decidió abrir una petición de ayuda a la comunidad a través de GoFundMe.

Inmediatamente otros clientes y personas desconocidas se dispusieron a apoyar a la heladería recaudando más de $104.000 USD que permite que la heladería siga funcionando, no despedir a ningún empleado y además lograron cumplir su sueño de adquirir un camión de helados. 





 

Y es así como actualmente Coleman y los otros empleados continúan con su trabajo recorriendo las calles de la ciudad para que todos puedan acceder y probar sus deliciosos helados caseros. 

Adicionalmente, muchas personas de otros estados que conocieron su historia, están animando a más personas a ayudar este importante negocio que brinda apoyo a personas con discapacidad para que se sientan valoradas y demostrar que son capaces de lograr cosas increíbles, siguiendo su misión de: Aprovechar la esperanza y el trabajo duro para empoderar a las personas con necesidades especiales, ¡Una cucharada a la vez!