Skip to content

Desarrollan nuevo tipo de batería que se carga 10 veces más rápido que las de iones de litio

Esta alternativa sería una opción más eficiente y un poco más amigable con el ambiente.

Las baterías recargables de iones de litio se utilizan en la gran mayoría de aparatos electrónicos de uso masivo como los teléfonos inteligentes, las computadoras portátiles, auriculares, consolas de juegos, entre otros y aunque la implementación de esta batería ha cambiado radicalmente la tecnología portátil, la realidad es que su uso tiene algunos inconvenientes.

Un ejemplo de esto, es que el rendimiento de las baterías de iones de litio se degradan con el tiempo y en ciertas ocasiones las fallas en las celdas de batería pueden ocasionar sobrecalentamiento y potencialmente ser peligrosos para las personas y generar incendios. Otro factor negativo es que la carga de las baterías de iones de litio es un proceso lento y que demanda mucho tiempo. 






Ante esto, los científicos han desarrollado una nueva alternativa que podría solucionar esos problemas. Se trata de una investigación realizada en Rusia en la que un grupo de científicos han desarrollado un nuevo tipo de tecnología de batería, que según sus estudios, puede cargar aproximadamente 10 veces más rápido que las baterías de iones de litio que se usan en la actualidad, lo cual representaría una importante ventaja de ahorro de tiempo si se implementa a los dispositivos de uso diario.

El investigador de electroquímica Oleg Levin de la Universidad de San Petersburgo explicó que “Una batería fabricada con nuestro polímero se cargará en segundos, unas 10 veces más rápido que una batería de iones de litio tradicional. Esto ya se ha demostrado a través de una serie de experimentos”.






Adicionalmente, el investigador mencionó que las nuevas baterías tienen una especie de polímero redox  a base de nitroxilo, el cual es un material que tiene la capacidad de sufrir oxidación reversible, es decir una pérdida de electrones y también presenta una reducción (ganancia de electrones) cuando se descarga y carga.

Por otra parte, los científicos explicaron que en las pruebas realizadas, exploraron con varios tipos de polímeros diferentes, pero la química de uno llamado NiSalen fue el único dispositivo que es estable y eficiente. Además, mencionaron que el dispositivo funciona adecuadamente a bajas temperaturas, lo cual representa otra ventaja en comparación a las baterías de iones de litio.






Aunque los investigadores siguen con los estudios de esta nueva alternativa, se mantienen optimistas con su desarrollo por las ventajas que presentaría para la población, tal como lo mencionó el científico Oleg Levin “Es seguro de usar, no hay nada que pueda representar un peligro de combustión, a diferencia de las baterías a base de cobalto (incluidas las baterías de iones de litio) que están muy extendidas en la actualidad”. 

Finalmente, Levin expresó que la nueva alternativa “también contiene significativamente menos metales que pueden causar daño ambiental. El níquel está presente en nuestro polímero en una pequeña cantidad, pero hay mucho menos que en las baterías de iones de litio”.