Skip to content

Un conductor de bus se gradúa de abogado a sus 42 años

Un gran ejemplo de superación y perseverancia que está inspirando a miles de personas. 

Juan Pablo Montenegro es un argentino de 42 años y se convirtió en el protagonista de una gran historia de perseverancia, ya que logró graduarse de abogado tras 6 años de estudio mientras combinaba su trabajo como conductor de una línea de bus del sistema de transporte municipal de Rosario.

Aunque su interés por las leyes se dio desde hace muchos años atrás, Juan Pablo no podía dedicarse solamente a una carrera universitaria por falta de recursos y por la responsabilidad de ayudar a mantener a su familia. 





 

Sin embargo, las ganas de estudiar se mantuvieron en él y comentó que esta se incrementaba porque con su trabajo como conductor “Veía a los chicos de las facultades y yo quería ser uno de ellos, un estudiante, un profesional. Y lo más importante sin dejar de trabajar de chófer de colectivos”. 

Y fue justamente cuando empezó a trabajar con una nueva empresa con horarios más flexibles, que se registró en la universidad cuando tenía 36 años y ante esto comentó sobre su experiencia: “Yo cuando era estudiante trabajaba de noche, llegaba a casa, me duchaba, cursaba, estudiaba, rendía. Siempre leía de noche, me grababa en el celular los textos y los escuchaba durante todo el día” y de esta manera se aseguraba de pasar todos los exámenes con su truco de repetición de sus grabaciones.

Actualmente, Juan Pablo ejerce su profesión de abogado en causas de familia, ya que mantiene un interés especial por el derecho penal. 





 

A pesar de que ya está litigando, Juan Pablo aún mantiene su trabajo como conductor de autobús ya que por el momento también depende de ese ingreso. Sin embargo, comentó que: “ En la actualidad estoy estudiando para rendir un ingreso en el fuero federal. Se abrió un concurso para trabajar como abogado dentro del fuero. Trabajo en el colectivo (bus), litigando y ahora estudiando nuevamente”.

Su familia está muy orgullosa de él, especialmente sus tres hijas ya que tanto este logro como el de su mamá quien se va a graduar muy pronto como contadora, les ha servido de gran inspiración resaltando la importancia de la educación y por supuesto también es una muy buena motivación para todas las personas que han conocido su historia de superación.