Skip to content

Joven rescata a dos linces de una granja de pieles y ahora son una familia feliz

Los enormes gatos conviven alegremente con ocho perros y tres caballos.

Anastasia Poznyak siempre ha sido una amante de los animales. La joven tiene como compañeros de vida a ocho perros: seis huskies, un perro samoyedo y un perro inuit del norte. 





Ella deseaba adoptar un gato pero no sabía que relación tendría con sus perros. Después de un tiempo, Anastasia descubrió que en su país, Rusia, existen aún granjas de pieles animales. 

La joven se enteró que es legal sacar un cachorro de lince de allí y criarlo por su cuenta. Rápidamente, decidió salvar a un pequeño lince bebé cuyo destino era convertirse en un abrigo de piel. 

Su sorpresa vino cuando todos los perros le ayudaron mucho con el cuidado del pequeño felino al que bautizó como Geralt. Jugaban con el lince, le permitieron morder sus orejas, dormir boca abajo y, por supuesto, robarles la comida. 





Geralt se adaptó tan bien gracias al amor de Anastasia y sus mascotas. Ahora, este lince convive hasta con los caballos que viven con Anastasia. 





Cuando Geralt cumplió un año de edad, la joven rescató a un gatito más, una hermosa lince. Ella recibió el nombre de Bulochka. 





Los linces salvajes son solitarios y es por eso que Anastasia pensaba en criar a los felinos separados, pero Geralt la sorprendió por aceptar a la pequeña Bulochka como si fuera su hija. 

Ahora, ambos linces crecen felizmente junto a la manada de perros y los tres caballos que tiene Anastasia.