Skip to content

Júpiter: El planeta de la mancha roja

Nation - Júpiter: El planeta de la mancha roja

Datos interesantes que deberías de saber sobre el planeta más grande del sistema solar

Este es el planeta más grande del sistema y cuenta con aproximadamente 143,000 kilómetros de ancho. Júpiter es tan grande que todos los planetas del sistema solar podrían caber dentro de él.

Es el quinto planeta del sistema solar, su nombre proviene del dios romano Zeus en la mitología griega y forma parte de los denominados planetas exteriores o gaseosos. 

Nation - Júpiter: El planeta de la mancha roja
Esta ilustración representa la nave espacial Juno de la NASA que se eleva sobre el polo sur de Júpiter. Crédito: NASA/JPL-Caltech




A este gigante se le conoce como la estrella fallida; la composición del planeta es similar al de una estrella, sin embargo su masa no es tan masiva como la de éstas. Si el planeta hubiera sido 80 veces más masivo, se habría convertido en una estrella en lugar de un planeta.

Júpiter es el cuarto objeto más brillante en el cielo nocturno, después del Sol, la Luna y Venus. Además es uno de los cinco planetas visibles a simple vista desde la Tierra.

Sus días son los más cortos en todo el sistema, pues sólo duran 9 horas y 55 minutos; Júpiter orbita al Sol una vez cada 11.8 años terrestres.



Es el planeta más antiguo del sistema solar,  incluso más antiguo que el Sol.

Su atmósfera está formada principalmente por gas hidrógeno y gas helio, como el Sol. Además, está cubierto por gruesas nubes rojas, marrones, amarillas y blancas, las cuales forman su patrón de rayas.

Nation - Júpiter: El planeta de la mancha roja
Esta fotografía de la Gran Mancha Roja fue tomada por la sonda espacial Voyager 1. Crédito: NASA/JPL

Una de sus características más famosas es la Gran Mancha Roja. Una gigantesca tormenta giratoria con un diámetro de 3.5 veces más grande que el de la Tierra. Júpiter es un planeta ventoso; sus vientos van de 192 mph a más de 400 mph.

A pesar de las creencias de que sólo Saturno posee anillos, Júpiter también cuenta con un sistema de tres anillos delgados, difíciles de observar. Los anillos fueron descubiertos por la nave espacial Voyager 1 de la NASA en 1979. Éstos se componen principalmente del polvo de sus satélites y de cometas y asteroides que han chocado contra él.

Si una persona pudiera entrar a su atmósfera, la fuerza de gravedad que él o ella sentiría sería aproximadamente 2.4 veces más fuerte que la gravedad en la superficie de la Tierra.





Nation - Júpiter: El planeta de la mancha roja
Esta imagen muestra el polo sur de Júpiter, visto por la nave espacial Juno de la NASA desde una altitud de 52,000 kilómetros. Crédito: NASA/JPL-Caltech/SwRI/MSSS/Betsy Asher Hall/Gervasio Robles

Además Júpiter posee un campo magnético extremadamente potente. Profundamente bajo las nubes de Júpiter, hay un enorme océano de hidrógeno metálico líquido. En la Tierra, el hidrógeno suele ser un gas. Pero en Júpiter, la presión es tan grande que el gas se vuelve líquido y a medida que el planeta gira, se forman remolinos que crean el campo magnético más fuerte del sistema solar, siendo este 20 veces más fuerte que el de la Tierra.

Júpiter cuenta con 67 satélites o lunas, de las cuales sólo 53 tienen nombre. Sus satélites más populares son las lunas galileanas, Ganímedes, Calisto, Io y Europa.

Este hipnotizante planeta aún sigue siendo estudiado por la NASA, ya que su entendimiento ayudará a comprender mejor el origen y la evolución de Júpiter y cómo se forman los planetas.