Skip to content

Lindo gatito sin hogar entra corriendo a un apartamento y decide que será su nueva casa

Lo que no sabía el pequeño era que le cambiaría la vida a su nueva familia.

Caleigh Farragher es una joven que vive en Nueva York, y un día mientras estaba descansando en su casa, recibió una visita algo inesperada, de un visitante extraño. Un pequeño gatito sin hogar aprovechó que un apartamento tenía la puerta abierta para correr dentro de él y convertirlo en su hogar permanente.

Este hermoso gatito atigrado había estado deambulando, al parecer solo, por el complejo de apartamentos en el que vive, se dirigió a la casa de la joven.





“Vivimos en el sótano de nuestro departamento, y hay una puerta de mantenimiento que generalmente está cerrada. Pero por suerte para nosotros, la puerta estaba abierta ese día y el dulce gatito vino corriendo hacia nosotros”, comentó Farragher en una entrevista.

El pequeño felino escuchó la voz de las personas, se dirigió directamente hacia donde ellos estaban y de inmediato pidió un poco de atención. A pesar de ser un bebé, el gatito parecía ser muy valiente, amable, cariñoso y no dudó en entrar en confianza con ellos brevemente.

Buscaron a la madre del pequeño y a otros gatitos cerca, pero él era el único ahí y nadie vino a reclamarlo. Lo llevaron dentro, le dieron una toalla para limpiarlo y una cama tibia para que descansara.





“Estaba lloviendo a cántaros y no podíamos sacarlo. Era increíblemente amable y hablador. Una vez que entró, estaba escalando y explorando”, compartió Caleigh. Este dulce atigrado entró en la vida de Caleigh durante un tiempo muy sombrío. “Mi abuela falleció el domingo pasado y era la mayor amante de los gatos. Se siente como si hubiera regresado con nosotros a través del gatito”.

El pequeño amiguito no dudó en arrastrarse sobre su regazo para brindarle cariño, como si él supiera que necesitaba amor con urgencia. Caleigh, adoptó al lindo gatito y lo llamó ‘Patty’ en honor a su abuela, al día siguiente lo llevaron al veterinario para un chequeo general, donde descubrieron que era un macho de 4 a 5 semanas de nacido.





Patty, estaba destinado a ser parte de la familia desde que llegó, ahora además de tener buena salud, tiene un hogar amoroso para siempre. Se siente como en casa, juega todo el día, y cuando necesita un descanso, su lugar preferido para descansar son los hombros o el regazo de su madre.

“Han pasado dos días completos y él está dirigiendo el espectáculo: comiendo, saltando, maullando. ¡Es realmente lo más lindo que he visto!”, señaló Caleigh.

Ahora, Patty tiene una familia amorosa con la que seguramente tendrá muchos hermosos recuerdos.