Skip to content

Nemo’s Garden: la granja subacuática con más de 30 especies

Nation - “Nemo's Garden” la granja subacuática

30 tipos de plantas se cultivan bajo el agua

Tomates, albahaca, lechuga y repollo; son algunos de los vegetales que crecieron con éxito en esta granja sumergido a 8 metros de la costa de Noli, Italia.

En 2012 Sergio Gamberini buscaba una manera de combinar sus 2 pasatiempos: el buceo y la jardinería. En un principio solamente plantó una pequeña cantidad de albahaca. Hoy el proyecto logró expandir la cantidad de invernaderos acuáticos en el fondo del Mediterraneo.




Todos los años, ‘Nemo’s Garden’  aplica mejoras gracias a los conocimientos adquiridos con la experiencia. Pasaron de tener una pequeña cápsula con albahaca, a 5 biosferas rígidas de 2 metros de diámetro cada una.  Ahora 30 tipos diferentes de plantas crecen dentro de ellas y cuentan con sensores para monitorear el CO2, O2, temperatura e iluminación de las plantas.

Nation - “Nemo's Garden” la granja subacuática

¿Por qué funcionan las cápsulas subacuáticas?

Estas cápsulas cuentan con un suministro de aire fresco y permanecen ancladas al suelo marino con cadenas. Su estructura hecha principalmente de un material acrílico transparente, permite entrar a los rayos del sol. Esto eleva la temperatura interna de la esfera, haciéndola ideal para el crecimiento de los vegetales.

Para cultivar las plantas se utiliza principalmente la hidroponía; técnica que permite proporcionarles los nutrientes específicos que necesitan de una manera eficiente. Pero eso no es todo; al encontrarse completamente selladas, elimina la necesidad de utilizar pesticidas, ya que no hay manera de que plagas o enfermedades entren al sistema.Además aprovechan el agua de mar que después de evaporarse dentro de las cápsulas, se condensa en las paredes y luego cae a las plantas, reduciendo así el consumo externo de agua . A lo largo de 5 años, Sergio demostrado que algunas plantas crecen más rápido que con los métodos tradicionales gracias a los nutrientes del agua salada.


Las cápsulas son revisadas periódicamente por agro-buzos que se encargan de supervisar el desarrollo de las plantas, y eventualmente, cosechar sus frutos.Es importante mencionar que la estructura de las cápsulas no es invasiva para el medio ambiente; incluso algunas especies como pulpos y caballos de mar, las utilizan como escondite para despistar a sus depredadores.

Una alternativa ecológica para alimentar al planeta

Los creadores de este proyecto esperan que siga creciendo de una manera positiva, como lo ha hecho todos estos años. De seguir teniendo resultados favorables, esperan poder instaurarlo como un método práctico y rentable para áreas que experimentan épocas de sequía extrema, o donde no exista suficiente terreno fértil para el cultivo de alimentos.

Crédito imágenes: Nemo’s Garden