Skip to content

Un niño ecuatoriano de 12 años ha sido admitido a 12 universidades

Ha sido admitido para estudiar Física e Ingeniera Aeroespacial en 12 universidades, principalmente de Canadá y Estados Unidos.

Daniel Honciuc es un pequeño de 12 años originario de Quito, Ecuador y forma parte de menos del 2% de la población mundial que tiene una superdotación profunda.

Desde su infancia Daniel mostró su increíble capacidad para aprender rápidamente diferentes temas, como a sus 2 años que ya hablaba, leía y podía contar perfectamente. Gracias a todo el potencial que mostraba y a los estudios que le hicieron, se determinó su superdotación profunda que lo llevó a adelantarse a los niños de su edad, avanzando varios grados y culminando la preparatoria a sus doce años.

 





 

Adicionalmente, Daniel ha mostrado mucho interés por la música e idiomas y ha estado vinculado a otros proyectos como el voluntariado para enseñar física y robótica a niños, además cursó en la Johns Hopkins University clases avanzadas del Center for Talented Youth desde el 2015 al 2018.

Su gran interés por la educación lo llevó a aplicar a diversas universidades durante su último año en la escuela, como normalmente lo hacen jóvenes de todo el mundo entre sus 17-18 años, realizando ensayos y exámenes para estudiar las carreras de Física e Ingeniería Aeroespacial.

Ante esto, Daniel y su mamá comentaron al Diario El Comercio, que el niño se postuló con las mismas condiciones que otras personas y que varias de las universidades se dieron cuenta que se trataba de un niño de 12 años casi al final del proceso de aceptación.

 





 

Poco a poco el niño empezó a recibir las admisiones de las 12 universidades que están principalmente en Estados Unidos y Canadá como la University of Toronto, University of California, la Embry-Riddle Aeronautical University, University of Colorado, entre otras.  

Al recibir todas las admisiones, el pequeño comentó que evaluará cada una e incluso analiza la posibilidad de estudiar simultáneamente las dos carreras. 

Liliana Menéndez mamá de Daniel comentó: “Desde muy pequeño, mi hijo Daniel sintió que estaba listo para la universidad. No sólo es que el programa de estudios le permitirá profundizar en las materias de su interés sino hacer investigación”. Lo cual es lo que más le gusta hacer al niño, que sin dudas le ayudará a sembrar más logros academémicos que lo convertirán en un excelente profesional.