Skip to content

Antiguo sistema de poda japonés permite sacar madera sin talar árboles

La deforestación por tala podría llegar a su fin gracias a este sistema japonés.

Japón es un país lleno de sorpresas, sobre todo para la gente que llega a conocerlos desde culturas ajenas.

Los japoneses son conocidos por ser realmente meticulosos y por buscar la perfección en todo aquello en lo que se embarquen, pero no esperábamos que su sabiduría llegaría a terrenos tan inesperados como lo es la tala de árboles.





La mayoría de nosotros relacionamos a Japón y a los árboles a través de los bonsais, pero existe otro arte japonés que data del siglo XIV que es igual de sorprendente que sus diminutos árboles.

El Daisugi el cual se basa en utilizar una técnica especial, similar a la que se utiliza para cultivar bonsais, pero con un resultado realmente opuesto.





 

Conseguir madera sin cortar árboles. Daisugi es una técnica forestal japonesa donde los cedros especialmente plantados se podan en gran medida (piensa en él como en un bonsai gigante) para producir “brotes” que se vuelven madera completamente uniforme, recta y completamente libre de ramas.





En algunas zonas de Japón, puedes encontrar árboles tratados con la técnica los cuales fueron abandonados después de haber estado produciendo madera durante dos tres siglos, algunos de ellos con diámetros de hasta 15 metros.

Sin todos los países deberían de adoptar este tipo de técnica y preservar nuestros árboles sin dejar de producir.