Skip to content

En una semana, tanto Suecia como Austria celebrarán el cierre de sus últimas plantas de carbón

El planeta está listo pare celebrar otro gran hito en pro del medio ambiente.

El compromiso original de Suecia de dejar de usar carbón era un objetivo que el país quería alcanzar para 2022, pero el reciente cierre de la planta de energía Värtaverket de Stockholm Exergi AB significa que la nación verá su objetivo cumplido dos años antes.

Según un comunicado publicado a principios de este mes por la compañía de energía sueca Exergi, la planta se cerró después de un suave invierno en el que no se requirió que ninguna de las calderas funcionara para complementar la calefacción de 800,000 clientes en la capital del país.






“Esta planta ha proporcionado calor y electricidad a los Stockholmers desde 1989, (pero) hoy sabemos que debemos dejar de usar todos los combustibles fósiles, por lo tanto, el carbón debe ser eliminado y lo hacemos varios años antes del plan original”, dijo El CEO de Stockholm Exergi, Anders Egelrud, en el comunicado.

Justo un día después, al otro lado del Mar Báltico, Austria cerró la última instalación de carbón en su país , cuando cerró la planta de calefacción de distrito Mellach en la ciudad de Verbund.

Los dos países se convirtieron en el segundo y el tercero en Europa en tener cero plantas eléctricas alimentadas por carbón, uniéndose a Bélgica, que logró notablemente su objetivo sin carbón en 2016.






“Con Suecia sin carbón en la misma semana que Austria, la trayectoria descendente del carbón en Europa es clara”, dijo Kathrin Gutmann, directora de campaña de Europe Beyond Coal. “En el contexto de los serios desafíos de salud que enfrentamos actualmente, dejar el carbón a cambio de energías renovables es la decisión correcta y nos recompensará en especie con una mejor salud, protección del clima y economías más resistentes”.

Siete países más han hecho preparativos para dejar el carbón para 2025, incluidos Francia (2022), Eslovaquia (2023), Portugal (2023), el Reino Unido (2024), Irlanda (2025) e Italia (2025), según Europe Beyond Carbón.






Las fuerzas del mercado natural están haciendo subir los precios del carbón , ya que los vendedores de energía de carbón y las participaciones en las plantas de carbón deben vender altos para cubrir los costos asociados con la caída de la demanda.

Según las estadísticas de Carbon Tracker , un grupo de expertos con sede en el Reino Unido, el 46% de las plantas de carbón en la UE tuvieron pérdidas financieras en 2017, mientras que en 2019, el precio de operar una planta de carbón fue casi un 100% más alto que las operaciones renovables equivalentes .

¿Qué opinas de este logro? ¿Crees que tu país debería de cerrar sus fábricas de carbón en pro del planeta?