Skip to content

Un joven surfista confecciona tablas con plásticos reciclados de la playa

Quiere ayudar a promover la sustentabilidad a través de tablas de surf hechas 100% de plástico. 

Marcos Daniel Cruz es un joven de 24 años de origen puertorriqueño quien además de ser aficionado al surf también es graduado de la Escuela de Artes Plásticas y Diseño de Puerto Rico. Y fue justamente durante sus estudios que presentó como proyecto final el desarrollo de tablas de surf hechas 100% de plástico encontrado en las playas de su país. 

El joven manifestó para el medio digital El nuevo día “Siempre quise trabajar algo con la sustentabilidad. Como surfer he visto muy presente el problema de contaminación de agua… siempre que surfeo, me encuentro con mucha basura”. Y fue esta su motivación para su proyecto de graduación que posteriormente lo llevó a ser uno de los finalistas de la Vissla + Surfrider Creators & Innovators Upcycle Contest que es una competencia internacional para que los emprendedores promuevan a través de sus proyectos la sustentabilidad ambiental relacionada a este deporte.

 





 

Además, el puertorriqueño comentó acerca de cómo logró hacer las tablas ya que para que sean funcionales se necesitaba tomar en cuenta varios factores como la flotabilidad y la flexibilidad. 

Otro factor importante era la cantidad y tipo de plástico, ya que tardó aproximadamente dos meses en recolectar el material del cual necesitó 28 libras (12.7 kilos) de plástico.





 


Una vez que experimentó con el material el procesamiento para crear las láminas de plástico que luego se convertirían en tablas fue la parte más sencilla ya que desde hace 7 años él trabaja haciendo tablas de surf tradicionales.

Y aunque el objetivo de su proyecto no era la creación de una tabla en sí, sino la utilización del plástico como material reciclado para darle un segundo uso y que este no termine en el mar afectando a los animales, Marcos Daniel está muy orgulloso ya que las tablas son funcionales y flotan muy bien.





 


Esto ha sido de gran motivación, ya que el joven quiere continuar investigando para desarrollar otras formas de fabricación que pueden mejorar los procesos y empezar una producción más rápida y eficiente, lo cual también significa menos residuos plásticos en las playas.

No cabe duda que este proyecto es una muy buena iniciativa para crear tablas de surf hechas de plástico y que puede tener un gran impacto para las personas para concientizar sobre la sustentabilidad.