Skip to content

Conoce Gulpiyuri, la playa escondida más pequeña del mundo

La costa cantábrica ofrece una playa con características muy especiales.

La curiosa playa de Gulpiyuri está ubicada en la localidad de Llanes, Asturias al norte de España y se encuentra a un poco más de 100 metros del mar Cantábrico, atravesando por un túnel natural de rocas que deja un espacio de playa de tan solo 40 metros de diámetro, por la cual es catalogada como ‘la playa más pequeña del mundo’.






A pesar de su tamaño, Gulpiyuri tiene una belleza muy particular ya que desde la playa se puede apreciar el túnel de rocas tallado de manera natural por las olas, el cual según lo investigadores se formó por el paso del mar entre las cuevas subterráneas y las rocas que permitió que el agua fluya hacia un valle que se formó en la Edad de Hielo.  

Además, el nivel del agua de Gulpiyuri depende de la marea y cuando está es alta, el agua del mar Cantábrico pasa por el túnel y forma la peculiar playa, mientras que cuando está en marea baja, esta desaparece por completo.






Gracias a las características de Gulpiyuri, la playa ha cautivado a sus visitantes ofreciendo un ambiente natural muy especial puesto que la filtración de agua del túnel, hace que la playa no sea tan profunda permitiendo a los bañistas disfrutar de una temperatura de agua más agradable en comparación a otras playas del Atlántico y también es ideal para visitar con niños por su bajo oleaje.

Adicionalmente, como es una playa bastante aislada, los visitantes pueden tener una buena experiencia en contacto con la naturaleza, ya que no hay infraestructuras alrededor y se puede disfrutar del paisaje natural dominado por acantilados, prados verdes y el vuelo de gaviotas y cormoranes que visitan la playa con regularidad.





 

Otro de los atractivos de la playa más pequeña del mundo, es que se puede acceder con un kayak de mar, únicamente cuando la marea está alta y el día está tranquilo, ofreciendo una experiencia fantástica para los aventureros que deben remar a través de una cueva de aproximadamente 100 metros que conecta el mar con la playa, rodeados de un paisaje maravilloso.