Skip to content

Revelan increíbles imágenes de Júpiter en el mismo momento con diferentes longitudes de onda de luz

Nuevas imágenes de Júpiter revelan algunas de las misteriosas características de este magnífico planeta.

La imagen característica que tenemos de Júpiter se ve así en longitudes de onda ópticas, pero cuando este planeta gaseoso se visualiza en longitudes de onda más allá de los límites de la visión humana, Júpiter aparece de una forma diferente: en el infrarrojo, la emisión térmica brilla intensamente, con regiones más frías de un rojo más apagado, mientras que en ultravioleta, tiene colores suaves en tonos pasteles.






Es así como lo demostraron las recientes imágenes publicadas por el Laboratorio Nacional de Investigación de Astronomía Óptica-Infrarroja (NOIRLab), de la National Science Foundation, en el que la astronomía de múltiples longitudes de onda proporcionan datos muy interesantes, que no se pueden ver con una sola longitud de onda. 

Las tres observaciones fueron tomadas al mismo tiempo a las 15:41 UT del 11 de enero de 2017 y se utilizó la cámara de campo amplio 3 del telescopio espacial Hubble, para las imágenes de las longitudes de onda óptica y ultravioleta, mientras que la imagen de longitud de onda infrarroja de Júpiter, fue tomada por el generador de imágenes por infrarrojos del telescopio Gemini North.






De esta manera, el NOIRLab mostró imágenes fascinantes de Júpiter con un resultado único del planeta gaseoso en un solo punto en el tiempo, en una amplia franja del espectro electromagnético, donde se pueden apreciar sus magníficas diferencias, como por ejemplo, la luz visible, permite ver algunos detalles de la superficie de la atmósfera de Júpiter, pero no es posible medir el grosor de las capas de nubes. 

Por otra parte, cuando se observa la imagen de Júpiter en infrarrojos, las vívidas rayas de oro, indican regiones más delgadas y esto permite que brille la energía térmica debajo de la atmósfera.

Otra observación es que aunque la Gran Mancha Roja se aprecia de manera muy vivida en luz visible y ultravioleta, esta prácticamente desaparece en el infrarrojo y solo se puede observar por su contorno, que luce como una fina grieta en la densa nube del ciclón, mientras que el OVAL BA desaparece por completo.






De esta manera, los científicos han podido analizar y rastrear la altitud y distribución de partículas en la atmósfera, obteniendo más información del gigante gaseoso. Por ejemplo, en el 2019 un equipo de científicos comparó las observaciones de Hubble con las de radio del Atacama Large Millimeter/submillimeter Array, para poder descubrir lo que ocurre dentro de las tormentas de Júpiter.

En otro estudio, un grupo de investigadores analizó las observaciones de Juno, Hubble y Gemini, y pudieron determinar que la raya más oscura en la Gran Mancha Roja, de hecho, es una racha de nubes más delgadas y es la estructura de las nubes donde caen los rayos.

Finalmente, la comunidad científica y aficionados se mostraron entusiasmados por la decisión de la NASA de extender la misión Juno hasta al menos septiembre de 2025, lo cual permitirá que los tres instrumentos continúen generando información nueva sobre este maravilloso planeta.