Consejos para maximizar los resultados en el entrenamiento

consejos maximizar resultados entrenamiento

El entrenamiento físico es una actividad, pero también un estilo de vida. Por esa razón, para muchas personas es frustrante no ver un progreso real en sus rutinas de ejercicio. Para todas ellas, algunos consejos de utilidad.

El entrenamiento efectivo es aquel que te ayuda a mejorar tu condición física y tu salud de forma óptima y segura. Es importante porque te permite alcanzar tus objetivos de forma eficaz, ya sea perder peso, ganar músculo, aumentar la resistencia o mejorar el rendimiento deportivo.

Y aunque parezca algo obvio para todos, no todas las personas que entrenan realizan ejercicios efectivos, por lo cual sus progresos son escasos o nulos.

El ejercicio efectivo es lo más importante

No en vano, acudir a un gimnasio en colonia Del Valle o en donde se resida es fundamental, porque de la mano de los profesionales siempre será más fácil progresar.

Y eso es así por varias razones, que al mismo tiempo tienen que ver con lo que se considera el entrenamiento efectivo:

  • En un gimnasio, gracias a los profesionales, se pueden medir y mejorar los progresos, se pueden plantear objetivos realistas, y a partir de allí trabajar.
  • Se trata de la intensidad, el volumen, el peso y la variedad de ejercicios requerida para cada persona, cada condición física o cada objetivo por cumplir. De esa manera, nunca hay estancamiento.

Hábitos del día a día que mejoran el rendimiento de los entrenamientos

Además de hacer ejercicios correctamente, de hacerlo con la maquinaria adecuada y hasta en un centro de entrenamiento que esté entre los mejores, lo siguiente es establecer una serie de hábitos o de actividades diarias que potencien el rendimiento del mismo entrenamiento.

A decir verdad, gran parte de los no progresos del entrenamiento físico no tienen que ver únicamente con que se estén realizando mal, con que se tenga una asesoría deficiente o razones asociadas al entrenamiento mismo, sino que muchas veces tienen que ver más con que el resto de actividades complementarias no están acompañando dicho entrenamiento.

Por tanto, potenciar hábitos saludables será beneficioso para los resultados que se quieran ver al hacer ejercicio físico de moderada o alta intensidad:

  • Alimentación saludable: en primer lugar, saludable; pero también, adaptada a los requerimientos de cada fase del ejercicio. Si se necesita musculación, serán necesarias más proteínas; pero no así si se necesita definición, por ejemplo. Cada necesidad de entrenamiento estará vinculada a una necesidad de alimentación, partiendo siempre de que sea saludable.
  • Descanso óptimo: peor que no entrenar es entrenar y no descansar adecuadamente. Los músculos sufren demasiado y el cuerpo lo padece mucho más. Por eso, con la misma religiosidad con la que se acude al gimnasio, debería priorizarse un descanso óptimo, de al menos 7 u 8 horas.
  • Hidratación correcta: precisamente, de agua según recomiendan los expertos. La falta de hidratación es junto a la falta de descanso, la razón principal de que no se alcancen nuevos hitos de rendimiento en el entrenamiento deportivo.
  • Motivación: de nuevo, punto a favor de apuntarse a un gimnasio. La disciplina necesaria para cumplir rutinas de entrenamiento es proporcionalmente mayor conforme pasa el tiempo. Por eso, mantener altos niveles de motivación es mucho más fácil si se acude a un gimnasio, si se entrena con compañeros y otras tantas soluciones. Cuidar la mentalidad de cara al cumplimiento de los objetivos, tanto para evitar el aburrimiento de las sesiones como para cumplir con los objetivos de cada día, será fundamental.

No importa la razón por la cual una persona quiera o necesite hacer ejercicio físico. Lo más importante es que sepa encontrar la fórmula correcta para que tenga resultados en cada paso que esté dando al respecto.Muchas veces, es necesario documentarse y saber qué acciones y hábitos complementarios tienen incidencia sobre el entrenamiento. Será la mejor manera de asegurarse de no caer en el estancamiento, y con ello, en el abandono de las intenciones de hacer ejercicio.

Deja un comentario